Los elementos que distinguen una puerta blindada de una acorazada

Cuando pensamos en proteger nuestro hogar, nos planteamos qué opción de puerta es la más adecuada, dentro de nuestro presupuesto. En este sentido, es importante conocer cuáles son las diferencias entre unas puertas de seguridad y otras, e incluso saber a qué se le llama puerta blindada y  a qué puerta una acorazada, y de esta manera que nuestra inversión tenga el resultado práctico que se ajuste a nuestra necesidad, algo que en demasiadas ocasiones no ocurre. En caso de no querer sustituir nuestra puerta, deberemos valorar las diferentes opciones y de qué manera podemos reforzar la seguridad de la primera.

Para ello, debemos analizar los dos elementos críticos (conjuntos) de cualquier puerta: el CONJUNTO 1 (marco/cerco + puerta) y el CONJUNTO 2 formado por el dispositivo de cierre  (cerradura, cilindro, escudo de seguridad, elementos de protección) y la unión entre ambos conjuntos (puerta + dispositivo de cierre).

Dado que una puerta es tan segura como lo es el punto más débil…

CONJUNTO 1: marco/cerco + puerta

Define la resistencia de la puerta a ser apalancada, a que se le extraiga o ataque el dispositivo de cierre o que se le haga un butrón. De cómo se instale depende la resistencia a ser arrancada de la pared.

En una PUERTA BLINDADA:

  • El MARCO/CERCO es de madera y suele presentar algunas ligeras protecciones de hierro, que son más aparentes que efectivas, dado que, normalmente, abrazan el cerco en la cara donde éste se recibe con la pared. De esta manera, si un ladrón intenta apalancar la puerta para acceder a los bulones, la única resistencia que encontrará será la madera.

Esta gran debilidad se puede mejorar a través de cercos blindados reforzados. Este cerco está compuesto por un perfil de acero de 70 x 30 x 2 mm de espesor, que abraza los dos largueros y el cabecero, formando una sola pieza. A este perfil le atornillamos, en contra, bien un cerco de madera, bien de DM, según la necesidad. De esta forma, mejoramos la seguridad de la puerta blindada. En cualquier caso, que, pese al refuerzo, el cerco blindado reforzado no convierte nuestra puerta ni en acorazada ni, como en ocasiones se dice, en semi-acorazada.

  • La PUERTA es de madera e incorpora blindaje exterior e interior a través de chapas de acero de entre 6 y 8 décimas de espesor. El problema es que dichas chapas están simplemente pegadas a la puerta, por lo que no ejercen ninguna resistencia contra el apalancamiento, ni casi contra la realización de un butrón, ya que 6 u 8 décimas es tan fino que con un simple destornillador se atraviesa.

Esto significa que el CONJUNTO 1 formado por MARCO + PUERTA son aparentemente consistentes y resistentes, pero su efectividad es inferior a 3 minutos de resistencia, si quien los ataca tiene el conocimientos básicos a la hora de robar.

CONJUNTO 2: dispositivo de cierre (cerradura, cilindro, escudo, elementos de protección, elementos de unión)

Este conjunto en una puerta blindada es el elemento más endeble de la misma.

  • La cerradura que va embutida por canto suele resistir muy poco, entre 75 y 250kg, que con un simple destornillador se fuerza. No tienen auto-bloqueos. En caso de ataque no se traba. Suelen ser multipunto embutidas por canto, pero atacando un punto saltan todos. Al ser multipunto además ha debilitado el canto de la puerta, ya que lo ha dejado agujereado como un queso se gruller.
  • El cilindro suele ser muy básico, pero si este fuera todo el problema, se sustituiría y sin más, pero no es así.
  • El escudo: no permite ni escudos gama alta ni placas de protección extra, por lo que el ataque al cilindro, sea cual fuere, y a la cerradura, fuera cual fuere, es muy simple y rápido.
  • Elementos de protección: como hemos descrito, no posee.
  • Elementos de unión: todo lo que les une son tornillos atornillados a madera, que son muy fácilmente acesibles y a cortadura no tienen resistencia.

Esto significa que el CONJUNTO 2 formado por el DISPOSITIVO de CIERRE (cerradura, cilindro, escudo, elemento de protección, elemento de unión) son aparentemente seguros, pero son el punto más fácil de acceso a la vivienda, ya que para un conocedor del mismo, en menos de 1 minuto habrá podido forzarlo sin demasiado esfuerzo ni ruido.

En una PUERTA ACORAZADA:

  • El MARCO/CERCO es de acero. El tipo de acero es importante, su espesor también y su forma y diseño también. Son los elementos que debemos comparar para discernir si un marco es más o menos resistente que otro.
  • La PUERTA es de acero. Normalmente el perímetro es como mínimo de 2mm de espesor. Debemos comprobar tipo de blindaje exterior e interior y como es la estructura interna. Tipo de acero, cantidad y tipo de soldaduras, uniones entre los componentes, espesores del acero y tipo y diseño de la estructura interna. La suma de todos estos elementos dará como resultado una resistencia de la puerta. En este caso es CRÍTICO como se PROTEGE el DISPOSITIVO de CIERRE, los elementos de protección y unión con respecto a la puerta es un elemento diferenciador de la seguridad de la misma..

Esto significa que el CONJUNTO 1 formado por MARCO + PUERTA teóricamente deben ser mucho más resistentes que los de una puerta blindada. Con puertas acorazadas se pueden llegar a los más altos requerimientos de seguridad, pero recuerde que no todas las puertas acorazadas son iguales, y las hay con resistencia similares a las de las puertas Blindadas. No es oro todo lo que reluce, pero en puerta acorazada sí que podrá encontrar estructuras realmente consistentes y efectivas.

Con respecto a la construcción de puertas y marcos, hay dos grandes diferenciaciones: DE CHAPA PLEGADA y ESTRUCTURALES. 

Las estructurales lo normal es que su resistencia sea exponencialmente superior a las de chapa plegada.

  • El DISPOSITIVO de CIERRE: cerradura + cilindro + escudo + elementos de protección + elementos de unión: en toda puerta acorazada que se precie, podrá encontrar cerraduras, cilindro, escudos, elementos de protección y elementos de unión de la más alta gama. La clave de la diferenciación será como estén unidos entre ellos y con la propia puerta… esta será la clave.
    • La cerradura será interna (no superpuesta), y debería tener bloqueos en caso de ataque, con cilindro no bumpeable de gama media y alta, con placa de protección al manganeso. Podrá ser sencilla, doble, mono-punto y/o multipunto
    • El cilindro debería ser como mínimo de gama media, que es el más habitual, aunque en nuestras puerta estructurales los incorporamos de gama alta.
    • El escudo: debería ser de gama alta. Abocardado, de acero carbo-nitrurado, de pareces de 10mm, lenteja triple, y a poder ser doble escudo, con una protección previa de placa de manganeso.
    • Elementos de protección: debería permitirlos, y una de las claves es como se distribuye dentro de la puerta, como se ancla y su accesibilidad.
    • Elementos de unión: en las puertas acorazadas esta es otra de las claves. De nada vale tener un ante-brazo y un brazo muy fuerte si la articulación es débil. Esto mismo opera en las puertas, en las que dos puertas con misma cerradura, escudo, cilindro y placa, siendo la unión entre los mismos diferente, la seguridad es tan diferente como sea dicha unión.

Esto significa que el CONJUNTO DISPOSITIVO de CIERRE formado por Cerradura + Cilindro + Escudo + Elemento de Unión  + Elemento de Protección PUEDEN SER mucho más resistentes que en las puertas blindadas. Las llamadas puertas acorazadas tienen esa potencialidad, pero como el mercado es muy variado, nos encontraremos mal llamadas puertas acorazadas con dispositivos de cierre muy básico y otras puertas acorazadas con dispositivos de cierre seguros y muy seguros. Debe comparar y saber lo que compara.

Una puerta estructural tiene más herramientas para proteger un dispositivo de cierre de manera muy segura que una puerta de chapa plegada. De ahí que lo normal es que el dispositivo de cierre y por tanto la puerta estructural, sea más segura que una puerta acorazada de chapa plegada.

Puertas blindadas y acorazadas de bajo coste

El problema fundamental con el que nos encontramos es que se comercializan puertas que son, aparentemente, de seguridad, pero que tienen un coste de producción muy bajo, lo que implica que los materiales utilizados no son, en realidad, lo suficientemente resistentes.

Para reducir costes la fabricación de la Puerta/Marco debe ser rápida, como poco acero y soldadura, y con dispositivos de cierre baratos, es decir, cerraduras, escudos y cilindros de bajo precio. De ahí que estas puertas sean tan básicas y vulnerables.

Como hemos visto, si el conjunto de cierre no pone resistencia al forzamiento, la puerta se podrá abrir de forma sencilla, rápida y silenciosa. A esto hay que añadir que si la estructura de la puerta es endeble, no presentará resistencia al apalancamiento ni a la protección del dispositivo de cierre adecuada.

Todas estas debilidades deben ser tenidas en cuenta a la hora de considerar la seguridad que nos aporta una puerta, ya sea blindada o acorazada. Compare todos los elementos a nivel individual y compare como se unen los diferentes elementos, y con ello, podrá comparar puertas/seguridad y precios.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horario de verano