Normativa UNE 1627/2011 – Puertas de seguridad

Existe una norma, la UNE 1627/2011, que ordena las puertas de seguridad en 6 clases. De la clase 1, la más insegura, a la clase 6, la más segura.

Es una norma de la CE y por tanto los ensayos son homogéneos en todos los países. Algunos estados que no pertenecen a la CE, como Rusia, también reconocen los resultados de esta norma. Los ensayos utilizan herramientas de potencia creciente y marcan un tiempo mínimo que la puerta ha de resistir sin abrirse:

Clase Tipo de ladrones y herramientas
1El ladrón ocasional intenta entrar utilizando herramientas pequeñas y sencillas y la violencia física como patadas, embestidas con el hombro, elevación, arrancamiento. El ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es bajo.
2El ladrón ocasional además intenta entrar utilizando herramientas sencillas como por ejemplo destornilladores, alicates, cuñas y pequeñas sierras manuales para atacar rejas y bisagras visibles. El ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es bajo.
3El ladrón trata de entrar utilizando una palanca de uña, un destornillador adicional y herramientas manuales como un pequeño martillo, punzones y un taladro mecánico. El ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es medio.
4El ladrón con práctica usa además un martillo pesado, hacha, cinceles y un taladro motorizado que funciona con batería.  El ladrón espera un botín razonable, no está tan preocupado por el nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es mayor.
5El ladrón experimentado usa además herramientas eléctricas como taladros, sierras de sable y una amoladora de angular con un disco de 125 mm de diámetro máximo.  El ladrón espera un botín razonable, actúa de forma resolutiva en su esfuerzo por entrar y está bien organizado. Le preocupa poco el  nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es alto.
6El ladrón experimentado usa además una piqueta, potentes herramientas eléctricas como taladros y sierras de sable, y una amoladora de angular con un disco de 230 mm de diámetro máximo.  El ladrón espera un buen botín, actúa de forma resolutiva en su esfuerzo por entrar y está bien organizado. No le preocupa el  nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es alto.

Clase de resistencia

Tiempo de resistencia(minutos)

Tiempo máximo total de ensayo (minutos)

1

2

3

15

3

5

20

4

10

30

5

15

40

6

20

50

El tiempo total de ensayo es la suma del tiempo de resistencia (tiempo de trabajo de la persona que lleva a cabo el ensayo de efracción manual), el tiempo de descanso (tiempo en el que la  persona que lleva a cabo el ensayo de efracción manual interrumpe su trabajo para tomarse un descanso), el tiempo de cambio de herramienta (tiempo para el cambio o sustitución de una herramienta o una parte de ella, por ejemplo, un taladro defectuoso, una sierra sin filo, etc.), y el tiempo de observación (tiempo requerido por el equipo que realiza el ensayo para observar el ensayo y tomar decisiones sobre su ejecución posterior).

Normativa de seguridad

La Norma debe servir únicamente como referencia, ya que al estar elaborada entre diferentes profesionales que engloban a fabricantes, legisladores, Cuerpos de Seguridad, laboratorios y aseguradoras, compatibilizar los requerimientos de común acuerdo, da como resultado una Norma de mínimos indispensables, con carencias importantes, por lo que para fundamentar una decisión de compra, se deben compararlos diferentes elementos de la puerta según cada CLASE.

En caso de fundamentar nuestra decisión de compra en la Norma, nos podemos encontrar con situaciones como estas:

  • Que compremos una puerta Clase 3 y que sea atacada por 2 ladrones mediante el método del apalancamiento y que fuercen la puerta en menos de 3 minutos
  • Que compremos una puerta Clase 4 y que sea atacada por 2 ladrones mediante el método del apalancamiento y que fuercen la puerta en menos de 6 minutos
  • Que nuestra puerta de Clase 5 sea atacada por un ladrón experimentado con Brocas HSS endurecido qy que nos fuerce la puerta en menos de 7 minutos
  • Que el ladrón utilice métodos como el bumping o la impresión de llaves para la apertura de la puerta, métodos que no tiene en cuenta la Norma.
  • Que el ladrón utilice extractor de rotor para la apertura de la puerta, método que no tiene en cuenta la Norma.

Estas situaciones y muchas otras se pueden dar en caso de fundamentar la decisión de compra exclusivamente el  Grado o Clase de seguridad que tenga la puerta.

En nuestro caso, se puede decir que los modelos 310, 350, 390R, 490R, Vulcano y Olimpo son todos ellos Clase ó Grado 4 según la Norma, y la diferencia de seguridad que aporta cada uno de ellos es realmente diferente a la anterior, llegando al caso extremo del modelo Olimpo que NO se puede forzar por ninguno de los métodos de apertura actuales, exceptuando radiales, y que supera todos los ensayos de la Norma en Clase 5 excepto el de la radial, y que aunque la ataquen una ó 10 personas, por medios físicos no es posible la apertura, y sin embargo según la Norma se equipara a modelo 310 que es una Grado 4 justito, y que en los ataques no se ensaya la apertura con 2 ladrones, ya que no superaría los ensayos.

Para una comparativa eficaz entre puertas, recomendamos comparar las características técnicas de las mismas. 

Este es un trabajo concienzudo… si quieren simplificarlo, llámenos y nuestro asesor le explicará las diferencias básicas entre los modelos de puerta que esté valorando para la compra.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *