Punto de partida

David Santamaría | 25. febrero 2014 |

Al placer  de cerrar la puerta y emprender un viaje sólo es comparable la alegría de volver a casa y encontrar todo en su sitio. El secreto de ese doble gozo lo tiene la puerta que ejerce de verdadero guardián. Te vas a gusto si al echar el último vistazo recorres con la mirada la solidez de una puerta que tiene el sello  de blindada, incluso de acorazada. Puede, sin embargo, que tu sentimiento de seguridad sea engañoso porque la solidez es sólo aparente. La falsa apariencia puede ocultar una puerta peligrosamente vulnerable.

En ROCONSA nos preocupa seriamente  que  la mayor parte de las puertas que se han instalado y se instalan en los hogares españoles, no cumplan con unos mínimos requisitos de seguridad. Ni las consideradas más seguras son de fiar. Está demostrado que se les puede forzar con artes simples, en poco tiempo, sin hacer ruido y por ladrones poco experimentados.

Nosotros creemos que la razón principal de esta vulnerabilidad es la ausencia de una Ley de obligado cumplimiento que precise los criterios para calificar el nivel de seguridad de cada puerta. En segundo lugar, que no dispongamos de una Norma que sea una herramienta eficaz para la toma de decisión sobre que puerta elegir. También, los escasos conocimientos del usuario, agravados por la desinformación que proporciona Internet y la falta de profesionalización del sector, todo ello explica que en muchas ocasiones nos fiemos de las apariencias, de una certificación en base a la Norma, de comerciales poco formados (o poco profesionales) y pensemos que compramos una puerta segura si asoma algo de hierro y tiene muchos puntos de cierre.

En este Blog trataremos de arrojar  luz sobre los puntos oscuros, dándote algunas herramientas para fortalecer tu conocimiento y criterio para que tu mismo establezcas el nivel de seguridad y tipo de puerta que necesitas. Te proporcionaremos información para que sepas qué preguntas son recomendables realizar y orientación sobre el tipo de puerta se que corresponde a tus necesidades.  Nos gustaría ayudar a que tengas criterio y conocimientos suficientes para poder comparar unas puertas con otras, y de esta manera sientas la tranquilidad de que la puerta que tienes o que estás adquiriendo es la que buscas.

La puerta tiene su historia. Hace como cuarenta años hubo en España una hola de robos en domicilios, forzando puertas. Por aquel entonces las puertas ofrecían poca resistencia al amigo de lo ajeno. Eran puertas de madera, con cerraduras muy simples. La alarma social que provocó se tradujo en medias orientadas al reforzamiento de las puertas y de los blindajes de las propias puertas. Se hicieron decenas de miles de reforzamientos y blindajes. Quince años después ocurrió que los ladrones habituales encontraron el modo de sortear los obstáculos que representaban esos reforzamientos y blindajes y campearon por sus fueros. Fue entonces cuando se impuso a lo ancho y largo de la geografía española (sobre todo en el centro y sur de España) lo que ahora llamamos puerta blindada. Consistía en sustituir marcos y puertas por unos nuevos “blindados”. Una práctica que se asentó tanto que los propios constructores implementaron este tipo de puertas en las nuevas construcciones, por lo que en la actualidad hay cientos de miles de puertas blindadas instaladas. Pero los ladrones también encontraron la manera de neutralizar este blindaje de suerte que una decena de años después comenzó la era de la puerta acorazada.  En este momento perviven los tres sistemas. El blindaje de la propia puerta es residual, la puerta blindada está muy extendida y la tendencia clara es el crecimiento sostenido de la puerta acorazada.

Vamos a explicar brevemente en qué consiste cada uno de los sistemas, aunque en números posteriores profundizaremos en cada uno de los sistemas:

En primer lugar. ¿Qué es el reforzamiento de puerta?: Con este procedimiento no se cambia ningún elemento de la puerta actual. Consiste en implementar o añadir en la puerta actual unos tacos que refuercen el anclaje del marco a la pared, colocar una cerradura nueva sin quitar la actual, con un nuevo escudo y un nuevo cilindro o bombillo.

Y ¿qué es el blindaje de la propia puerta?: En este caso sí se cambian algunos elementos de la puerta actual  y otros se refuerzan. Consiste en reforzar el marco actual  con tacos expansivos que lo anclan mejor a la pared; se le colocan nuevas bisagras, más seguras que refuerzan la unión de marco y puerta. A la puerta se le pone una chapa de hierro en toda la hoja. Se quitan las cerraduras actuales y se colocan nuevas cerraduras, más seguras y generalmente superpuestas sobre la puerta, siendo vistas desde el interior de la puerta, cerrando en muchos puntos, incluido el suelo y el cabecero.

¿Qué es una puerta blindada?: Aquí se cambia todo, marco, puerta y cerradura. El marco y la puerta son de madera, siendo el marco reforzado con chapa de hierro, y la puerta con doble chapa de hierro, tanto en la cara exterior de la puerta como en la interior. Se instala una cerradura de seguridad, generalmente multipunto, y embutida en el canto de la puerta (no se ve desde el interior de la puerta). En obra nueva, los marcos no están reforzados con hierro, sino que son de cartón prensado (dm o mdf) rechapados de madera.

¿Qué es una puerta acorazada?. Marco, puerta y cerraduras son nuevas, no aprovechándose  nada de lo anterior. Marco y puerta de hierro, que se revisten de madera. Cerradura ó cerraduras de seguridad, que generalmente son multipunto y se alojan dentro de la puerta (no se ven desde e interior de la puerta).

Señalemos que España ha optado por denominaciones muy suyas en asuntos de puertas de seguridad: lo que aquí llamamos puerta blindada, llaman en otros países puerta acorazada;  y lo que aquí denominamos puerta acorazada, es lo que fuera entienden por puertas para cámaras acorazadas tipo banco.

 

¿Qué hay que saber para decidir sobre que nivel de seguridad y modelo de puerta elegir?

  1. Hay que saber como roban los ladrones. Qué métodos y con qué herramientas practican los forzamientos de las puertas, de esta manera podremos preguntar cuales son las defensas que tienen los diferentes modelos de puertas frente a cada uno de dichos métodos.
  2. También debemos saber los diferentes tipos de ladrón que existen, ya que no es conveniente sobredimensionar la seguridad que realmente necesitamos.
  3. Es importante decidir que consideramos como puerta segura. Esto está directamente relacionado con los tiempos de resistencia de la puerta frente a determinados métodos y tipos de ladrón.

Teniendo estos tres puntos claros, desde luego tendremos algunas herramientas efectivas y claras para la toma de decisión.

Profundizaremos en cada uno de los puntos a lo largo de nuestro Blog.

 

¿Son seguras las puertas blindadas? Y las puertas acorazadas?

Para cada uno de nosotros la seguridad tiene un valor diferente pues en ese concepto se mezclan aspectos subjetivos y objetivos.

Objetivamente hablando, una puerta segura debe ser aquella que retarde el intento de intrusión lo suficiente como para disuadir, o evitar el intento de hurto.

Debemos partir de la base que no hay nada absolutamente seguro. Todo se puede  violentar si se dispone de conocimientos, herramientas y tiempo necesario… y esta es la clave. No todos los ladrones tienen los mismos conocimientos, la misma experiencia, la misma pericia, ni utilizan las mismas herramientas, ni tienen la misma información, motivación y tiempo para perpetrar un robo

Por esta misma razón, no es lo mismo garantizar la seguridad de una entidad bancaria, de una joyería, de un estanco, de una industria, de una empresa, de una oficina o de una vivienda particular.

En las viviendas particulares, no es lo mismo dar seguridad a un chalet que a un piso en bloque; no es lo mismo que en la vivienda sea una planta baja, un ático o una planta normal; no es lo mismo que en una misma planta vivan 20 vecinos o 2 vecinos; no es lo mismo que los accesos exteriores estén eficazmente controlados a que no, ni todos tenemos los mismos valores materiales en nuestra casa…en fin, un sin fin de variables. La vulnerabilidad es en cada caso diferente, de ahí que ROCONSA  fabrique hasta la 15  modelos de puerta de seguridad, divididos en 6 niveles de seguridad y compartimentados en 4 Series (Técnica, Hogar, Alto Standing y Premium)

Como hemos comentado antes, para dimensionar la seguridad, entendemos que es crítico saber contra quien nos queremos proteger, o lo que es lo mismo, contra que tipología de ladrón dimensionamos la seguridad. Nos queremos proteger contra una banda de asaltantes?, contra ladrones expertos?,  contra ladrones experimentados?, contra un ladrón con práctica o un oportunista o un raterillo?. Nosotros le podemos ayudar en la elección, somos expertos.

Si hablamos de ladrones, debemos hablar de conceptos como motivación, conocimiento, experiencia, práctica y tiempos de apertura.

Entendemos que la motivación del ladrón está directamente relacionada con la tipología de ladrón que acomete el robo. La motivación también es directamente proporcional a la entidad del hurto a acometer. Robar en la Cámara Acorazada del Banco de España implica una motivación superior y por lo tanto quien se propone semejante tarea debe ser un experto, si es que quiere tener éxito en su empeño. Sin embargo, robar en una casa abandonada implica una motivación menor, de ahí que quien perpetre este robo puede ser un raterillo u oportunista. Hay que decir que la motivación de los ladrones depende en gran medida del botín esperado (o de las razones personales que tenga para dar el golpe).

El tiempo de ejecución del robo depende fundamentalmente de las dificultades técnicas y materiales que oponga el elemento a forzar (puerta, ventana, muro, forjado…), y por lo tanto del conocimiento, experiencia y práctica que tenga el ladrón para violentar dicho elemento.

El conocimiento, experiencia y práctica están íntimamente relacionados con las herramientas y método de robo a utilizar por el ladrón.

El sector de la máquina-herramienta es uno de los sectores en los que mayor I+D+i se aplica, y por lo tanto mayor evolución tienen. No solo las herramientas, sino los fungibles que utilizan dichas herramientas. Cada vez son más ligeras, más pequeñas y más efectivas. De ahí que los que realmente nos dedicamos a dar seguridad, debemos estar en continua evolución, acompasados a las evoluciones de la máquina herramienta, si queremos que nuestras puertas ofrezcan resistencia real a los intentos de robo.

Por otro lado los métodos de apertura de las puertas están en continua evolución, siendo Internet una escuela perfecta para aquellos que quieren delinquir, ya que existen multitud de grabaciones y explicaciones de cómo forzar las puertas, entre en los siguientes links y lo podrá comprobar usted mismo/a

En este Blog hablaremos de los diferentes métodos de apertura de las puertas, de  los diferentes tipos de ladrón, de las herramientas que utilizan y qué tipo de puerta no hay que recomendar si queremos impedir que el ladrón se salga con la suya. Esperamos que de esta manera te podamos ayudar a elegir la puerta que mejor se ajusta a tus necesidades.

Dimensionar la seguridad no es tarea baladí. Muchos son los aspectos objetivos y subjetivos a tener en cuenta para una correcta guía, y esto debe ser tratado con un profesional del sector.

Los datos a valorar se centran en las necesidades subjetivas, en datos objetivos y valoración del entorno. Una buen dimensionamiento de la necesidad es clave para tener éxito en caso de intento de robo, sin embargo si dimensionamos mal será crítico.

Por ejemplo, si en el asesoramiento, finalmente decidimos que dimensionamos un robo del tipo aleatorio perpetrado por un ladrón con práctica y quien nos intenta robar son dos ladrones experimentados, el resultado será nefasto, ya forzarán la puerta rápida y silenciosamente. Más crítico es si el robo se perpetra con gente dentro de la vivienda. Si necesita un asesor, cuente con nuestros profesionales.

Cada puerta que hay en el mercado, ya sea acorazada o blindada, así como cada blindaje o reforzamiento de puerta aporta una seguridad diferente.

Si lo deseas, estaremos encantados de ayudarte en tu elección.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *