Soluciones de seguridad para generar accesos a las mascotas de la casa

David Santamaria | 08. junio 2018

Un cliente nos ha planteado una necesidad que se puede dar en muchas viviendas unifamiliares, y es, que hacer en caso de tener mascotas, para que ellas tengan la libertad de entrar y salir libremente de una manera segura?

Ante la consulta a propósito de si es posible generar un acceso seguro a la vivienda para nuestras mascotas, debemos afirmar que NO. Que no existe en el mercado ningún producto certificado y sin certificar que nos aporte un nivel de seguridad equiparable a nivel 3, es decir, que esté entre la certificación según UNE 1627 de CLASE 3 ni CLASE 4.

Si nos encontramos productos en el mercado que generan control de accesos y parece ser tienen la estanqueidad suficiente como para aislar nuestra vivienda y que con nuestra mascota pueda gestionarse sus entradas y sus salidas.

En RoconsA nunca hemos instalado un elemento de estos en ninguna puerta de seguridad.

De tener que hacerlo, lo suyo es instalarlo en una puerta construida ad hoc para ello. Si construimos una puerta para que tenga este elemento, probablemente lo que haríamos sería construirla con una especie de exclusa que nos permita un cierre seguro cuando tengamos claro que nuestra mascota no va a utilizarla, por ejemplo por la noche o cuando no estoy en casa, o me voy de vacaciones.

De tener que instalarlo, nosotros lo haríamos en una obra de fábrica, en una pared y trataría de evitar la instalación en elementos móviles, ya que hacer un agujero en una puerta, distorsiona el reparto de tensiones, y puede generarnos problemas no controlados.

Si lo que buscamos es una seguridad para cuando yo estoy, probablemente tendré que programar horas y hábitos que en esos espacios de tiempo me permitan estar atento a lo que pueda ocurrir, ya que estos elementos implican un agujero en una seguridad bien dimensionada.

Una seguridad bien dimensionada en una vivienda unifamiliar, que implica tener ventanas y vidrios de seguridad RC3 y P5B como mínimo, tener persianas autoblocantes y/o rejas. Dependiendo de lo que tenga instalado, si es uno de los elementos que hemos indicado o los tres, tendremos en la vivienda un nivel 3, nivel 4 o nivel 5. Lo habitual por tema presupuesto es generar un contorno nivel 3 y una zona segura nivel 4 ó 5 en el interior. Si hemos realizado este tipo de inversión, pues nos deberemos plantear que hacer con la gestión de las salidas/entradas libres de nuestra mascota.

Una posibilidad de acceso a mascotas con control de acceso y con aislamiento puede ser la presentada por Petwalk:

Otra posibilidad podría ser:

En este caso lo que indican es que la puerta es de policarbonato antibalas, es decir tiene cierta resistencia. No sé cuánto aguantará el mecanismo un ataque medianamente serio (supongo que muy poco).

Lo que he podido encontrar en el mercado, aparte de elementos muy básicos los cuales no generan ningún tipo de control de acceso ni seguridad básica, son mecanismos en los que la mascota lleva un emisor muy sencillo en el collar (adaptable a todos los collares) y además se puede mojar y maltratar. Aparentemente funcionan bien por lo que veo, es fácil de instalar y da un mínimo de seguridad. Vamos que empujando no van a entrar.

En cada caso concreto deberíamos buscar la solución que mejor se ajuste, ya que dependiendo de las circunstancias, las recomendaciones pueden ser unas u otras.

Si tienen esta necesidad, les haremos un estudio personalizado y le daremos la mejor solución posible.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *