Cómo mejorar la Seguridad en las Mancomunidades (2)

David Santamaría | 07. marzo 2016

Continuamos hablando de la seguridad en las mancomunidades aportando más detalles ya que, es fundamental, saber dónde, por qué y para qué aplicar las medidas de seguridad.

Desde RoconsA dividimos la seguridad en 3+1 zonas claramente diferenciadas:

  1. Perímetro de la mancomunidad.
  2. Perímetro del portal.
  3. Perímetro de trasteros*
  4. Perímetro de la vivienda.

*La seguridad de la zona de trasteros generalmente es dependiente de la seguridad del portal.

Los posibles puntos de acceso por donde pueden llegar a acceder los ladrones, es decir dónde aportar seguridad.

Perímetro de la Mancomunidad: hay que valorar la seguridad y accesibilidad de los siguientes elementos:

  1. Vallado perimetral.
  2. Cancelas.
  3. Puertas automáticas de garaje.

Perímetro del portal:

  1. Puerta de portal.
  2. Puerta de acceso desde garaje.

Perímetro de trasteros:

  1. Puerta de acceso a trasteros.

Perímetro de la vivienda:

  1. Puerta de la vivienda
  2. En bajos: ventanas y puertas de acceso a jardines
  3. En áticos: ventanas y accesos a terrazas. Zonas comunes de tejados.

Dependiendo de la configuración de la Comunidad, dónde aportar la seguridad puede variar, pero en general, en todas las mancomunidades estos 3+1 puntos de estudio y valoración existen.

A tener en cuenta:

La seguridad debe ir desde fuera hacia dentro.

  • La misión de la seguridad externa debe ser disuadir y controlar el acceso lo máximo posible.
  • A medida que voy entrando, la seguridad interna debe ser más concreta y efectiva, ya que las zonas son más controlables y fáciles de dimensionar la seguridad.

Las herramientas para dar seguridad son Herramientas Activas y herramientas Pasivas:

  • La seguridad exterior generalmente es más dependiente de la seguridad activa que de la seguridad pasiva, ya que aportar seguridad pasiva en el exterior suele ser muy costoso.
  • La seguridad interior debe dimensionarse primero con seguridad pasiva y dependiendo del entorno y medidas pasivas adoptadas, es posible valorar seguridad activa.

La seguridad es tan fuerte como lo sea su punto más débil.

Muchas son las variables dependientes de la seguridad de una comunidad, como por ejemplo la concienciación de los vecinos y usuarios de los pisos.

  • Si las medidas adoptadas por la comunidad son las óptimas, probablemente se reduzcan a “cero” el número de robos.
  • Si las medidas adoptadas dejan puntos débiles, es previsible que se criben ladrones como raterillos, oportunistas y hasta ladrones con práctica… pero no así las bandas de experimentados y por lo tanto cada usuario deberá plantearse medidas individuales.

La mayor y más efectiva seguridad es la que depende 100% de nosotros mismos. Desde RoconsA recomendamos que finalmente cada usuario conozca la seguridad que tiene su vivienda y que valorando las medidas de seguridad aportadas en la comunidad y conociendo los puntos fuertes y débiles de la misma, valoren las medidas a ejecutar en su propia vivienda, para que la seguridad sea 100% de uno mismo.

En siguientes artículos iremos desarrollando cada uno de los puntos enumeramos el día de hoy y ampliando información sobre la seguridad en comunidades.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *