Puertas de Seguridad

David Santamaría | 31. enero 2016 |

La puerta representa hoy en día el punto de equilibrio entre libertad y seguridad. Es la barrera que separa lo íntimo del mundo exterior, en una sociedad donde la inseguridad se ha instalado de forma permanente.

Cuando hablamos de puertas blindadas/acorazadas, no es fácil distinguir lo efectivo de lo aparente y la estética de la seguridad. Hay una confusión de términos que dificulta el acceder a datos reales y contrastados.

En los textos que incluimos a continuación vamos a presentar, de forma sencilla, una serie de términos que nos pueden ayudar a distinguir la verdadera calidad de una puerta de seguridad.

Elementos básicos para distinguir una puerta de calidad

Normativa: la Norma UNE 1627/2011, ordena las puertas de seguridad en 6 clases. De la clase 1, la más insegura, a la clase 6, la más segura.

Es una norma de la CEE y por tanto los ensayos son homogéneos en todos los países. Algunos estados que no pertenecen a la CEE, como Rusia, también reconocen los resultados de esta norma.

Los ensayos emulan a diferentes tipologías de ladrones que utilizan herramientas de potencia creciente y marcan un tiempo mínimo que la puerta ha de resistir sin abrirse:

ClaseTipología de ladrón:
1Un ladrón ocasional que intenta entrar utilizando herramientas pequeñas, sencillas y violencia física como patadas, embestidas con el hombro, elevación, arrancamiento.

Este ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es bajo.

2Un ladrón ocasional que intenta entrar utilizando herramientas como por ejemplo destornilladores, alicates, cuñas y pequeñas sierras manuales para atacar rejas y bisagras visibles.

Este ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es bajo.

3Un ladrón que trata de entrar utilizando una palanca de uña, un destornillador adicional y herramientas manuales como un pequeño martillo, punzones y un taladro mecánico.

Este ladrón normalmente desconoce el posible botín y el riesgo que está dispuesto a asumir es medio.

4Un ladrón con práctica usa además un martillo pesado, hacha, cinceles y un taladro motorizado que funciona con batería.

Este ladrón espera un botín razonable, no está tan preocupado por el nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es mayor.

5El ladrón experimentado usa además herramientas eléctricas como taladros, sierras de sable y una amoladora de angular con un disco de 125 mm de diámetro máximo. Este ladrón espera un botín razonable, actúa de forma resolutiva en su esfuerzo por entrar y está bien organizado. Le preocupa poco el nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es alto.
6El ladrón experimentado usa además una piqueta, potentes herramientas eléctricas como taladros y sierras de sable, y una amoladora de angular con un disco de 230 mm de diámetro máximo.

El ladrón espera un buen botín, actúa de forma resolutiva en su esfuerzo por entrar y está bien organizado. No le preocupa el nivel de ruido y el riesgo que está dispuesto a asumir es alto.

Las clases van desde la Clase 1 hasta la Clase 6. La Norma mide el tiempo de apertura y la herramienta a utilizar según la Clase a ensayar.

Tiempos según la Norma:

Clase de resistenciaTiempo de resistencia (minutos) (1)Tiempo máximo total de ensayo (minutos) (2)
1
2315
3520
41030
51540
62050

(1) Tiempo de resistencia: tiempo de trabajo de la persona que lleva a cabo el ensayo de efracción manual.

(2) El tiempo total de ensayo es la suma del tiempo de resistencia, el tiempo de descanso, el tiempo de cambio de herramienta y el tiempo de observación.

Con estos datos podemos entender que según la Norma:

Clase 1: Toda puerta inferior a CLASE 2, se califica directamente en Clase 1.

Una puerta de Clase 2: utiliza pequeñas herramientas manuales (como destornillador pequeño o palanca muy pequeña) y el tiempo de resistencia es de 3 minutos.

Una puerta de Clase 3: utiliza pequeñas herramientas manuales más contundentes pero no demasiado contundentes y el tiempo de resistencia es de 5 minutos.

Una puerta de Clase 4: utiliza bastantes herramientas manuales más contundentes y pequeñas herramientas eléctricas (pero con brocas muy blandas que no taladran el acero) y el tiempo de resistencia es de 10 minutos.

Todos estos ensayos se realizan con un 1 SOLO LADRÓN.

En RoconsA pensamos que la Norma debe servir únicamente como referencia, ya que al estar elaborada entre diferentes profesionales que engloban a fabricantes, legisladores, Cuerpos de Seguridad, laboratorios y aseguradoras, compatibilizar los requerimientos de común acuerdo, da como resultado una Norma de mínimos indispensables, pero con carencias importantes, por lo que para fundamentar una decisión de compra, se deben comparar los diferentes elementos de la puerta según cada CLASE y tener en cuenta las características técnicas, ya que, las diferencias entre unas puertas y otras pueden ser aperturas en menos de 6 minutos o que la puerta no pueda forzarse.

Nuestro modelo OLIMPO es CLASE 4 según la Norma UNE EN 1627:2011, pero por los ensayos realizados, NO se ha podido forzar, ni en 10 minutos, ni en 20 minutos ni en 1 hora ni en 3 horas, ni en 20 horas según los requerimientos de la Norma en CLASE 4, y mucho menos apalancando, ya que ni una ni 10 personas pueden deformar la puerta con las cerraduras accionadas.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horario de verano