¿Cómo abrir una cerradura de puerta?

David Santamaría | 04. octubre 2021

El bumping es una de las técnicas de apertura de hogares más populares que existen entre ladrones que buscan asaltar casas y, así, hacerse con su particular botín. Es un método muy simple y sigiloso. Y, por ello, es a la vez uno de los más peligrosos que existen. 

La técnica del bumping también es utilizada entre los expertos en seguridad, que trabajamos día a día para fabricar componentes que impidan este tipo de actuaciones y ofrezcan protección a las familias.

A continuación, veremos cómo abrir una cerradura a través del bumping, con el fin de entender el riesgo al que estamos expuestos. Además, explicaremos de qué forma es posible evitar ser sorprendidos por asaltantes sin escrúpulos.

Cómo abrir una cerradura de puerta en 3 pasos

Lo primero de todo es entender de qué forma se realiza la apertura de puertas con esta técnica. Así, entenderá lo fácil que resulta, y por qué hacemos tanto hincapié en mejorar la seguridad de las mismas.

Es tan sencillo que en el vídeo que le mostramos a continuación, apenas hemos tardado 50 segundos en abrir una cerradura con este método.

Veamos de forma detallada cómo abrir una cerradura con llave especial para practicar bumping:

Hacerse con una llave maestra

Los delincuentes han encontrado en esta técnica a su particular gallina de los huevos de oro. En Internet pueden encontrar tutoriales para fabricar sus propias llaves maestras, o incluso webs donde las venden por un precio muy asequible.

La facilidad es tal que solo con hacer una búsqueda en Google, verás que obtienes cientos de resultados en segundos.

Introducir la llave y golpearla con un martillo

Una vez tenemos la llave, basta con introducirla en la cerradura y golpearla un par de veces con un martillo para que se alinee con los pistones de la puerta. Y cuando esto ocurre, el trabajo duro ya está hecho. Prácticamente la puerta ya está abierta.

Girar la llave dos veces

Por último, basta con girar la llave y el ladrón podrá entrar en tu casa como si fuera la suya. Incluso si tú o alguien de tu familia está dentro.

Dada su simplicidad, cualquier ladrón sabe cómo abrir una cerradura de puerta sin hacer ruido. Con lo que es sumamente sencillo ser sorprendidos por los atacantes en los momentos más inesperados. Y es nuestra responsabilidad protegernos para impedir que esto ocurra.

A continuación, veremos cómo prevenir este tipo de robos.

Cómo proteger tu hogar del bumping

¿Y qué podemos hacer para evitar que abran nuestra puerta con esta técnica? La forma más eficaz de prevenir el bumping es instalando una puerta de seguridad equipada con los mejores componentes.

No obstante, existen otros mecanismos que igualmente aportan protección y que deberías considerar para reducir el riesgo de incidentes:

  • Coloca un cilindro antibumping. Si ahora que ha visto cómo abrir una cerradura, le asusta lo simple y rápido que es, lo mejor es cambiar el cilindro de tu puerta por uno no “bumpeable”. Estos evitan este tipo de asaltos y te aportarán mayor tranquilidad.
  • Añade un escudo a la puerta. Otra opción es añadir un refuerzo de seguridad extra como este. Sirve tanto para puertas blindadas como acorazadas y con ellos aumenta la resistencia ante ladrones.
  • Elige un cerrojo ciego. Y, aunque existen otras propuestas, cerramos la lista con la posibilidad de instalar un cerrojo ciego que distraiga a los ladrones. Este tipo de cerrojos no son visibles desde el exterior, con lo cual el ladrón no sabe que existen y a la hora de intentar asaltar un hogar encuentra dificultades que se lo impiden.

Y, por último, ¿cómo abrir una cerradura multipunto? ¿Son sensibles al método bumping? Las cerraduras multipunto, vistas desde la perspectiva de la seguridad que ofrecen ante esta técnica, se comportan igual que cualquier otra cerradura. Cuando se ataca a un punto, saltan todos los demás cerrojos.

Entonces, ¿por qué se instalan? Se hace porque en primera instancia son más seguras. Aunque, en realidad, sólo aportan algo más de protección en estructuras de cercos y puertas más endebles.

Si realmente quiere estar tranquilo en su hogar, y tener la certeza de que nadie más podrá entrar cuando no esté, añada elementos de seguridad como los anteriores o, por qué no, cambie la puerta por una más segura.

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *