¿Cómo instalar o montar una puerta?

David Santamaría | 05. octubre 2021
cómo instalar una puerta

¿Está pensando en cambiar la puerta de su hogar? La seguridad es una de las necesidades básicas más importantes que una persona debe cubrir. Sentirse tranquilo, a gusto y evitar el riesgo de robo, aporta calidad de vida.

Sin embargo, para muchos es pensar en hacer obra en casa y todo el lío que lleva asociado. Lo que directamente les lleva a procrastinar la decisión.

Es por ello que, a continuación, queremos mostrarte cómo instalar una puerta. Verá que colocar una puerta de seguridad, así como abrir una cerradura, es algo muy sencillo. En el mismo día es posible retirar la vieja e instalar la nueva sin necesidad de ocuparse de nada más.

Veamos cuál es el proceso que aporta mayor seguridad y protección a su hogar.

Cómo instalar una puerta en 10 pasos

Como decíamos, el proceso es muy simple. Además, serán los instaladores profesionales los que se ocupen de todo. Realizarán todo el trabajo, y no se irán de su vivienda hasta asegurarse de que la puerta cumple correctamente su función.

Hay muchos métodos de instalación. Unos más eficientes que otros, pero el método a recomendar dependerá de 3 variables fundamentalmente:

  1. Tipo de puerta y su peso.
  2. Tipo de pared y su conformación.
  3. Nivel de seguridad.

A groso modo, podríamos hablar de instalación con tacos químicos, instalación con obra de albañilería e instalación con soldadura. En este sentido, si hablamos de una seguridad para una vivienda normal con pared de ladrillo, en la que buscamos un nivel medio e incluso alto de seguridad, la recomendación sería obra de albañilería.

Ahora sí, describamos los pasos que son necesarios para colocar una puerta:

1) Tomar medidas

Antes siquiera de hacer el presupuesto definitivo, lo primero es tomar medidas de la puerta, del marco, del paso y de las paredes. También saber cuáles son las decoraciones y los acabados de la puerta e, incluso, los remates de carpintería y remates de suelo necesarios.

Esta fase es fundamental para que todo se desarrolle sin incidencias. Una mala toma de datos, implica un gran problema. Una buena toma de datos, implica el principio del éxito.

Recomendamos que todo este proceso vaya acompañado de fotografías, ya que los ojos de un profesional ven mucho más allá. Las medidas recomendadas a tomar son:

HOJA + PASO + HUECO INTERIOR + HUECO EXTERIOR + MURO

2) Transportar la hoja hasta el lugar de la instalación

Hay que transportar la puerta hasta el hueco de instalación. Lo ideal es que se pueda subir la puerta y el marco en el ascensor, pero a veces no es posible por las dimensiones.

En todo caso, el marco y la puerta se suben por separado, ya que ambos elementos juntos no solo aumentan mucho el peso, sino que la manipulación se complica aún más.

3) Retirar la hoja de la vieja puerta

Una vez contamos con todos los componentes de la instalación en la vivienda, es el turno de empezar a desmontar la puerta que va a ser sustituida, aunque primero toca proteger suelo, paredes y mobiliario.

Posteriormente, basta con quitar la hoja del marco, cortar el marco en trozos y arrancarlo poco a poco y con cuidado sin dañar en exceso las paredes.

4) Retirar el antiguo cerco

Ahora sí, quitamos el cerco viejo con la ayuda de una sierra eléctrica y haciendo palanca para poder desprender la estructura de la pared.

5) Ampliar el hueco para colocar el nuevo cerco

Es posible que las medidas de la puerta nueva sean similares a las de la antigua, pero no exactamente iguales. Pero esto no es un problema, porque si las medidas anteriores son inferiores al tamaño de la nueva puerta, simplemente será necesario ampliar el hueco existente.

Con un cincel y un martillo es posible romper parte de la pared para conseguir más espacio. Como el suelo está protegido y el trabajo lo realizan profesionales que saben lo que hacen, con cuidado y limpiando a cada acción, todo se desarrolla con suma facilidad

6) Encajar el nuevo cerco

El siguiente paso que nos lleva a entender cómo colocar una puerta, es instalar el cerco de la puerta nueva. Aquí hay diferentes posibilidades, pues cada maestro tiene su librillo:

  • Un buen proceso es pre-instalar marco y puerta sin fijarla, acuñando todo muy bien acuñado. Pero, previamente, habremos tenido que aplomar en el larguero de pernios tanto en el plano de la puerta como en el plano del pasillo (perpendicular al plano de la puerta).
  • Cuando ya se ha nivelado a la perfección, se comprueba apertura y cierre, y ajuste al suelo. Es la puerta, y no la pared, quien nos marca donde ajustar el larguero de cierre, que igualmente debe estar aplomado y nivelado.
  • Una vez verificada la pre-instalación, y antes de recibir con obra de albañilería, hay que acuñar todo. Así, el cerco no se mueva e, incluso, poner tirantas para que los largueros ni se cierren ni alabeen.
    Esto último es lo más crítico para una correcta instalación. Si lo hacemos bien, estamos en el camino de una instalación perfecta.

Con el cerco bien acuñado y arriostrado, podemos quitar la puerta para proceder con la obra persé y evitar ensuciar o dañar la hoja (aunque hay que la protege y prefiere matenerla por hacer verificaciones cada tanto).

7) Abrir las patillas que incorpora la estructura del cerco

Ahora marcamos donde están las patillas, se abren mechinales en la pared, se abrirán las patillas que unen esta estructura con la pared.

El siguiente paso es limpiar los paños ligeramente y humedecerlos, para que así la obra de albañilería encaje perfectamente. En este sentido, hay que:

  • Hacer la escayola y el esparto en tiempo y forma. Y así ir aplicándolo a lo largo de todo el perímetro de la puerta, rellenando todas los huecos sin dejar un centímetro cuadrado sin rellenar. Este proceso se realiza interiormente, mientras que por fuera se verifica que todo ha quedado completamente macizado y, si fuera el caso, se maciza desde el exterior (pero solo lo que implica cerco, en ningún caso embocaduras de madera o similares).
  • Limpiar y enlucir el yeso. Una vez macizado todo el perímetro con escayola y esparto, limpiamos y procedemos con enlucido de yeso.
  • Rematar la obra de albañilería. Una vez acabada la obra de albañilería al completo, nos ponemos a realizar los remates de carpintería, que si son simples puede llevarnos cerca de una hora (si llevan embocadura pueden llegar hasta incluso dos horas). La carpintería exterior incluso se puede realizar mientras uno de los operarios trabaja el enlucido interior.

8) Comprobar la apertura y estabilidad

Antes de acabar el proceso sobre cómo instalar una puerta, es preciso asegurar la correcta apertura y cierre de la misma, así como su estabilidad al dejarla entreabierta. Las verificaciones deben realizarse prestando la máxima atención.

Ahora toca revisar el funcionamiento de la cerradura (o cerraduras). Hay que repasar todos los agujeros, ya que es muy probable que haya entrado algo de escayola, y debemos limpiar concienzudamente los taladros guía de los cerrojos.

Con ello revisado, se debe ajustar el resbalón, algo que debe hacerse con tiempo y cuidado, para que la apertura exterior sea agusto del cliente. Después tocará colocar herrajes (mirilla, pomo, manivela, limitador (si es el caso), etc…).

9) Consolidar el cerco a la pared

Una vez verificada su adecuada nivelación, se retirará la hoja y se consolidará el cerco a la pared de forma definitiva. Garantizando así la protección que se buscaba con este proceso.

10) Limpiar y retoques estéticos

Finalmente, se quitan todas las protecciones, se limpia, se barre, se friega y se deja todo perfecto, como si nadie hubiera estado por allí.

Esperemos que estas indicaciones les hayan ayudado, pero, como cada caso es un mundo, si nos ha comprado una puerta y se la van a instalar sus operarios, llámenos, para que nuestros técnicos les den recomendaciones prácticas en su caso… con ello todos saldremos ganando.

Como ha visto en este paso a paso sobre cómo montar una puerta, una gran puerta con una mala instalación, implica un mal resultado… ¡y una gran puerta con una buena instalación nos da como resultado una gran puerta!

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *