OFERTAS ESPECIALES BLACKFRIDAY

MADRIDPENÍNSULA

¿Cómo abrir una puerta con la llave puesta por dentro?

David Santamaría | 09. noviembre 2021
cómo abrir una puerta con la llave dentro

Salir de casa y dejar la llave puesta es un problema más frecuente de lo que nos gustaría. A la mayoría de personas le ha ocurrido al menos una vez en su vida, y probablemente hayan intentado de todo; golpearla, forzarla, probar a abrirla desde casa de un vecino… Sin embargo, los resultados no suelen ser positivos. Entonces… ¿cómo abrir una puerta con la llave dentro?

En este artículo le damos algunos consejos que, en nuestra opinión, son los que mejor funcionan cuando esto sucede.

Cómo abrir una puerta con la llave puesta en 3 pasos

Lo primero que debemos decir, es que el resbalón de la puerta es el elemento que permite que cuando empujemos la puerta contra el marco, la misma quede “anclada a la puerta”. Es decir, sólo cerrada con el resbalón (pero cerrada sin seguridad).

cerradura sin accionar e insegura

Cerradura sin accionar e insegura

cerradura accionada y segura

Cerradura accionada y segura

Si se fija, el resbalón es un pequeño elemento con forma de cuña, lo que le permite que cuando cerramos la puerta, el mismo se deslice por el marco hasta alojarse en su orificio correspondiente.

resbalón forma de cuña

resbalón forma de cuña abrir puerta con llave puesta por dentro

Si me he dejado las llaves dentro de casa, y he cerrado la misma, se me pueden dar diversos casos, uno de ellos es que la llave la haya dejado puesta en el cilindro, y que con otra llave no pueda abrir la cerradura, ya que no lo permite.

Si este es el caso, o similar, pues puede acudir a cerrajeros urgentes en Madrid o algún otro de su confianza (siempre que el mismo no le vaya a sacar los ojos por dicha apertura, algo que en ocasiones se da…).

También puede intentarlo por sus medios, ya que a veces es muy sencillo y se puede ahorrar un dinerillo. Dicho esto, si prefiere abrirla usted mismo, a continuación le diremos cómo abrir una puerta con la llave puesta.

1) Consiga una lámina de plástico

Entendemos que si se ha quedado fuera de su casa, y está buscando cómo abrir una puerta cerrada con la llave dentro (pero sin los cerrojos de seguridad accionados), no tendrá a mano ningún tipo de plástico. Pero puede acudir a casa de un vecino, o a un supermercado cercano, y hacerse con los materiales que necesitará.

Lo ideal es usar una tarjeta de apertura e, incluso, las radiografías de toda la vida. Pero a falta de un elemento como el que le indicamos, puede comprar una botella de refresco. Con la ayuda de unas tijeras, deberá cortar el plástico hasta conseguir una hoja o lámina.

tarjeta flexible para abrir una puerta con la llave por dentro

Le recomendamos que sea lo más plana posible y que tenga un tamaño cómodo de manejar.

2) Introduzca el plástico por el marco de la puerta

El siguiente paso a dar, será introducir la lámina de plástico por el hueco que hay entre el marco de la puerta y la propia puerta. Compruebe que entra sin problema y deslice la hoja de arriba hacia abajo hasta tocar el resbalón de la misma.

introducir tarjeta de apertura

Hágalo poco a poco. Es probable que no lo consiga a la primera, o que se le doble la lámina y tenga que volver a empezar.

El objetivo en esta primera fase, es la localización del resbalón para, posteriormente, fijar nuestra atención en tratar de “empujar” el resbalón hasta que se abra. Parece difícil, pero de verdad que puede llegar a sorprenderse de lo fácil que es en ocasiones. Así que, lo dicho:

  • Introduzca la lámina como a la altura del pecho entre marco y puerta, hasta que note que la misma ha atravesado totalmente la puerta.
  • Deslícela hacia abajo hasta que note que topa con algo.
  • Intente sacar ligeramente la lámina sin sacarla del todo y seguir bajando, para cerciorarse que es el resbalón con lo que ha topado (y no una astilla o similar).
Apertura de arriba a bajo

Apertura de arriba a bajo

Apertura enfrentando resbalón

Apertura enfrentando resbalón

Apertura tope resbalón

Apertura tope resbalón

Si es la primera vez que busca cómo abrir una puerta con la llave echada, le recomendamos que corte varias láminas y que tenga paciencia.

3) Fuerce el resbalón para abrir la puerta con llave dentro

Una vez que el plástico haya topado contra el resbalón, es momento de forzarlo para que se accione y la puerta se abra. Este es el proceso más complejo, y que requiere de cuidado y varios intentos hasta lograrlo.

Lo ideal es empujar y soltar la puerta a la par que se empuja con la tarjeta de apertura. Por ello, si hay alguien que le ayude mucho mejor. Trate de empujar el resbalón con la tarjeta de apertura frontalmente, aunque hay quienes haciéndolo de arriba abajo también lo abren.

Tenga algo de paciencia y no desespere, la apertura está cerca.

Como recomendación adicional, si sigue este paso a paso sobre cómo abrir una puerta con la llave puesta por dentro y no logra conseguirlo, le aconsejamos bañar la lámina de plástico con agua y jabón para que resbale. De ese modo, la probabilidad de conseguir una apertura rápida será mayor.

Si ve que la acción se le convierte en algo complicado, y que la paciencia se agota, no lo dude, llame a un cerrajero, ¡pero pida tarifas antes! Estas deben ser razonables y estar acompasadas a la hora en que se llama (no tiene el mismo coste una apertura a las 3 de la tarde que a las 3 de la madrugada).

Y una última cosa muy importante. Hay mucha gente que cuando llega a su casa, deja la puerta cerrada únicamente con el resbalón. Deben saber que la apertura del mismo para un amante de lo ajeno es extraordinariamente rápida y silenciosa… ¡Es cuestión de segundos! Por lo que, por favor, cierre siempre la puerta con llave, cuando esté y cuando salga de casa.

Si tienen alguna consulta, o creen que les podemos ayudar de alguna otra manera, por favor indíquenoslo. Sea precavido y revise que todo esté en orden antes de salir de casa.

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *